Los chinos tienen fama (y muy bien ganada) de hacer copias cutres y de mala calidad de todo lo que se menea en este universo. En el ecosistema GNU/Linux, como en el resto de las aristas de la existencia humana, los chinos también han hecho lo suyo y una de las copias linuxeras (digo copia porque no es "from scratch") es Linux Deepin, una distribución que, si no me equivoco, está basada actualmente en Debian, con escritorio propio y un grupo bien surtido de aplicaciones también de factura propia. Recientemente ha sido liberado Linux Deepin 15.4 y esta vez hay que reconocer que los chinetes se pasaron de "bonitillos" en cuanto a interfaz gráfica. Veamos algunos detalles de esta nueva entrega de la distribución asiática.

Continuar leyendo...