En los últimos años hemos visto en diversos medios de noticias como muchos sectores públicos en paises diversos han ido apostando por migrar sus entornos informáticos a sistemas GNU/Linux y Código Abierto en general. Recientemente ha salido la noticia relacionada con un grupo de especialistas en IT del servicio de salud británico informando que están adaptando Ubuntu (el resultado es NHSbuntu) para su uso dentro de ese organismo y con el fin de que se convierta en el sustituto de Windows. El pasado 27 de abril se mostró la primera alfa de NHSbuntu en el foro South West CIO.

Los impulsores de NHSbuntu ponen su empeño en lograr mayores niveles de seguridad, velocidad y libertad, además de los menores costes de los sistemas operativos abiertos frente a los privativos. La utilización de esta derivada de Ubuntu también abriría la puerta a facilitar la actualización de ciertos componentes como el navegador web y se crearía un entorno abierto a la innovación.

Rob Dyke, uno de los cuatro desarrolladores principales de NHSbuntu mostró algunas de las principales características que tendrá el sistema, entre las cuales se puede destacar el cifrado total de disco para salvaguardar la privacidad de los datos sensibles.

Dyke presentó una lista de problemas de actualización y dependencia a los que tendrá que hacer frente el servicio de salud de Reino Unido (NHS) si continúa confiando en los sistema propietarios, con distintas versiones de Windows en el punto de mira:

  • Fin del soporte de Windows 7 para el 14 de enero de 2020.
  • El hardware nuevo da problemas de compatibilidad con las versiones antiguas de Windows (en ciertos casos la situación está forzada por Microsoft).
  • Posibles problemas de rendimiento con la utilización de Windows 10 sobre hardware antiguo (aunque esta razón esta cogida un poco por los pelos, porque Windows 10 funciona perfectamente sobre un ordenador de hace 10 años).
  • Aplicaciones clínicas que podrían no funcionar sobre Windows 10, Microsoft Edge e Internet Explorer 10. El coste de la compatibilidad podría ser alto.
  • La privacidad, un punto crítico dentro de un sistema sanitario, también ha sido mencionado por los desarrolladores de NHSbuntu, quienes han dicho que “Windows 10 envía datos a Microsoft en más de 30 formas diferentes”. La privacidad es sin lugar a dudas uno de los puntos más criticados del último sistema operativo de Microsoft.
  • Windows 10 no incluye aún cifrado completo de disco.

Ron Dyke recalca que el 80% de los ordenadores dentro del servicio de salud británico cumplen funciones puramente administrativas, las cuales se pueden llevar a cabo desde NHSbuntu perfectamente. El sistema también podría ser configurado para el 20% de equipos utilizados para propósitos clínicos, incluyendo acceso seguro al sistema de administración del paciente, a los registros de los pacientes y a las soluciones de software para los médicos generalistas.

Fuente:
https://joinup.ec.europa.eu
https://www.nhsbuntu.org
http://www.muylinux.com





Acerca del Autor
Maikel Llamaret HerediaMaikel Llamaret Heredia: Creador y actual Mantenedor del Proyecto SWL-X. Desarrollador y diseñador Web. Cofundador de Web & Media Integrated Solutions. Con más de 10 años de experiencia en la administración de sistemas GNU/Linux. Actualmente uno de los administradores de la Web del Grupo de Usuarios de Tecnologías Libres en Cuba.

Blog Comments powered by Disqus.

Entrada Anterior Siguiente Entrada